Blog

Qué ver junto a nuestro camping en Asturias y Cantabria: San Vicente de la Barquera

 

 

 

No nos cansamos de contaros todas las cosas que podéis hacer cuando vengáis a disfrutar de vuestras vacaciones a nuestro camping en Asturias, pero en esta ocasión vamos a hacer un alto en una de las Villas Marineras más conocidas de el Norte: San Vicente de la Barquera, ya en tierras cántabras.

A escasos 18 kilómetros de nuestro camping (un paseo ahora con la autovía), San Vicente de la Barquera es una hermosa villa histórica rodeada de un privilegiado entorno, en pleno Parque Natural de Oyambre.

Villa pescadora y marinera, cuyo puerto fue y sigue siendo el corazón de la actividad, cuenta además con bonitas playas como la de Oyambre y los extensos arenales de Merón, pequeñas calas como la de Gerra, sin olvidarnos de la ría de San Vicente, la del Tostadero y Fuentes. Todas ellas tienen como denominador común sus transparentes aguas y mantenerse casi vírgenes, rodeadas de praderías, alguna granja o montes.

Para conocer el patrimonio arquitectónico de San Vicente de la Barquera es imprescindible recorrer su Puebla Vieja, declarada Conjunto Histórico Artístico, entre cuyos edificios más significativos se encuentra el Castillo del rey, del siglo XIII y uno de los pocos que se conservan en la Cornisa Cantábrica; la Torre del Preboste; el hospital de la Concepción, así como la iglesia de Santa María de los Ángeles.

También destacan las ruinas del convento e iglesia de San Luis, construido a finales del siglo XV junto a la ría y en uno de los extremos del Puente de la Maza que, con sus 32 ojos era, cuando se construyó a finales del siglo XV, uno de los más largos de España.

En realidad, la Puebla Vieja se encuentra en un brazo de tierra entre el cauce bifurcado de la ría, de modo que hay que cruzar otro puente, el Puente Nuevo, del siglo XVIII, para llegar a  la ermita de la Virgen de la Barquera, ubicada en el barrio del mismo nombre, junto al puerto pesquero y la lonja.

Y todo ello, con un ambiente estupendo y una oferta gastronómica irresistible con sus raciones de “rabas”, pescados frescos y estupendas ostras.

¡Desde luego, una visita imprescindible que no puedes dejar de hacer cuando vengáis al camping!